El alumnado de tercer curso de secundaria recibe un interesante taller sobre la ira y sus consecuencias negativas. La idea fundamental consistió en aprender como todo conflicto puede tener un final pacífico, negociado, hablado y consensuado. Nunca hay que llegar a las agresiones o insultos, lo mejor es solucionar los problemas con educación.